Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Tumores se vuelven resistentes a los medicamentos contra el cáncer.

31/03/2020

Los investigadores han identificado un mecanismo por el cual los tumores se vuelven resistentes a los medicamentos contra el cáncer.

Tumores se vuelven resistentes a los medicamentos contra el cáncer.

La investigación, publicada en la revista Nature Communications , podría ayudar en el desarrollo de nuevos tipos de medicamentos que eviten que los tumores logren este tipo de resistencia.

Resistencia a los medicamentos contra el cáncer

Los científicos saben que los tumores pueden desarrollar resistencia a los medicamentos contra el cáncer. Según una descripción general de la revista Cánceres , los cánceres a menudo responderán a los medicamentos de quimioterapia inicialmente. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, pueden desarrollar una resistencia que hace que las drogas sean menos efectivas.

Muchos factores permiten que los cánceres desarrollen resistencia, por lo que los médicos generalmente usarán una combinación de diferentes medicamentos para tratar de minimizar el desarrollo de resistencia a cualquier medicamento contra el cáncer.

En el presente estudio, los investigadores identifican cómo un proceso llamado macropinocitosis permite que las células desarrollen resistencia. La macropinocitosis permite que las células cancerosas consuman otras células muertas, lo que les proporciona la energía y los nutrientes que necesitan para crecer.

La macropinocitosis permite que las células cancerosas superen dos problemas. En primer lugar, los medicamentos contra el cáncer suelen alterar la capacidad de un tumor para metabolizar y crecer. En segundo lugar, el flujo sanguíneo en los tumores a menudo se ve significativamente interrumpido, lo que significa que el tumor no puede acceder a la energía y los nutrientes de la forma en que lo haría normalmente el cuerpo.

Según la profesora Aimee Edinger, de la Facultad de Ciencias Biológicas de UC Irvine y coautora del estudio, “las células cancerosas requieren una gran cantidad de nutrientes. La quimioterapia y otros tratamientos que dañan el ADN obligan a las células tumorales a acelerar su metabolismo para realizar las reparaciones necesarias para sobrevivir y crecer “.

“Dirigirse al metabolismo del ADN de esta manera a menudo funciona por un tiempo, pero en prácticamente todos los pacientes, las células tumorales se vuelven resistentes y el tratamiento se vuelve ineficaz”.

– Prof. Aimee Edinger

“Usando este método de eliminación, las células cancerosas pueden obtener los aminoácidos, azúcares, ácidos grasos y nucleótidos que necesitan para seguir creciendo”, dijo el profesor Edinger.

El consumo de células muertas conduce a la resistencia.

Investigaciones previas habían dejado en claro que la macropinocitosis permite que las células cancerosas obtengan aminoácidos. El nuevo estudio demuestra que las células también obtienen otras macromoléculas, como azúcares, ácidos grasos y nucleótidos, que les permiten continuar desarrollándose.

Debido a que las células cancerosas continúan obteniendo la nutrición que necesitan a través de la macropinocitosis, se vuelven resistentes a los tipos de terapias farmacológicas diseñadas para atacar este crecimiento y metabolismo.

Para demostrar esto, los investigadores llevaron a cabo una variedad de pruebas en diferentes células cancerosas. Inhibieron la capacidad de las células para consumir otras células muertas y luego analizaron la efectividad de las drogas.

Cuando los científicos inhibieron la macropinocitosis, los medicamentos contra el cáncer fueron mucho más efectivos.

Los cánceres agresivos son aún más propensos a desarrollar resistencia a los medicamentos contra el cáncer. Esto se debe a que tienen una mayor probabilidad de desarrollar mutaciones, que a su vez pueden promover la macropinocitosis.

Para los autores, esto significa que “cuando se usan en combinación con radiación y quimioterapia estándar de atención, los inhibidores de macropinocitosis tienen el potencial de producir ganancias significativas en la supervivencia en pacientes con cánceres letales y agresivos”.

Desarrollando nuevas drogas

Los autores esperan que sus hallazgos ayuden en el desarrollo de nuevos tipos de medicamentos que inhiban la macropinocitosis.

Según el profesor Edinger, “este conocimiento podría permitir una mejor selección de biomarcadores en los ensayos clínicos de drogas actualmente en curso, lo que llevaría a una mejor respuesta a las combinaciones farmacéuticas”.

“También proporciona una sólida justificación para el desarrollo de medicamentos que se dirigen y bloquean la macropinocitosis”.

– Prof. Aimee Edinger

  • Etiquetas :
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.