Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Tres signos de que sufrimos estrés

24/11/2020

La enfermedad del siglo veintiuno ha hecho estragos en un mundo en donde la modernidad no se adapta a las personas sino al contrario, un mundo que no para y se lleva consigo muchas de las cosas que antes nos gustaban y que quizás solamente cambiaron para comodidad. Estas premisas son solo el principio de que sufrimos estrés.

estrés

Sufrimos estrés o ansiedad por muchas razones, el mundo en el que vivimos es una de ellas quien con pasos agigantados nos arrastra a muchos terrenos desconocidos y nos lleva a modificar nuestras vidas y rutinas ¿Cómo saber si somos pacientes de este nuevo padecimiento? Conoce aquí con nosotros todos los detalles de esta enfermedad.

¿Qué es el estrés?

Definido por muchos como una sensación, sentimiento o emoción que ocasiona un nivel de frustración y angustia extremo, manifestándose de forma física y/o emocional. La OMS también ha establecido su propio concepto enmarcando la recopilación de antes pero añadiendo que el estrés prepara el cuerpo para una acción.

Sufrimos estrés entonces cuando nuestro organismo se ve sumido en una serie de reacciones fisiológicas, mentales y emocionales que nos llevan a prepararnos para un cambio nuevo en nuestra vida como: una mudanza, nueva escuela, nuevo trabajo, nuevos retos a nivel laboral, el nacimiento de un nuevo integrante, falta de dinero, entre otros.

Consecuencias de un mal manejo del estrés

A pesar de que cuando sufrimos estrés nuestro cuerpo se prepara para realizar una acción, el mal manejo de este conjunto de reacciones puede traer muchos problemas a futuro, ya que nuestro organismo no se encuentra apto para mantenerse alerta durante mucho tiempo. Algunas de las complicaciones son:

  • Dolores musculares fuertes por el constante estado de emergencia durante los días en que el cuerpo está sometido al estrés.
  • Cansancio extremo, el estrés no permite al cuerpo repotenciarse durante la noche de hecho, los sueños suelen ser cargados de muchos pensamientos y pesadillas que giran en torno a la situación desencadenante.
  • Malestares diversos como gastritis, neuralgias, cálculos y en algunos casos complicaciones más severas ya que depende del comportamiento propio de cada cuerpo, no se puede saber a ciencia cierta el alcance del estrés en nuestro organismo.
  • Desordenes emocionales como depresión, rabia incontrolable, entre otras.

¿Cómo saber que sufrimos estrés?

La nueva enfermedad de este siglo realmente es muy compleja de diagnosticar y muchas veces se desconoce el verdadero poder que posee, resulta que no solo es una condición de emociones sino que también como ya hemos visto influye de forma negativa en cada órgano de nuestro cuerpo.

Por eso es importante que puedas conocerte ante una situación que te genere peligro o simplemente sea nueva y desconocida para ti, a continuación daremos tres signos o avisos que te ayudaran a saber si realmente estas inmerso en este conjunto de afecciones. Sufrimos estrés cuando experimentamos:

Falta de concentración

Un excelente indicativo de que algo nos está perturbando o simplemente de que existe una situación mucho más relevante que las otras y por eso toda nuestra atención y concentración se enfoca en ella, suele pasar en algún evento muy grande. Algunos detalles que pueden ayudarnos a saber si tenemos falta de concentración son:

  • Olvidar fechas importantes que antes teníamos en cuenta.
  • Perder objetos personales de gran valor como llaves, cepillos, lentes, cuadernos, entre otros.
  • Cuando estamos en una conversación de dos o más personas solemos no escuchar al hablante aunque lo tengamos al frente.
  • Pérdida de eficiencia laboral.
  • En estudiantes suele verse un promedio deficiente de forma repentina, falta de compromiso y una actitud de hastío (como dormido) durante las jornadas vespertinas.
  • Olvidar rutinas en casa es muy común así como la entrega de ciertos trabajos.

Remedios caseros para la pediculosis

Dificultad para conciliar o controlar el sueño

Muy común, uno de los signos más significativos ya que el sueño es primordial para mantener una salud adecuada y un organismo apto para el trabajo. Cuando no podemos descansar por las noches al levantarnos cada cinco minutos, cuando dormitamos de más por tener un agotamiento que no podemos soportar, entonces podemos asegurar que sufrimos estrés.

Nuestro cuerpo está diseñado para descansar ocho horas nocturnas cuando mínimo si somos personas adultas, los niños si necesitan 12 horas o más dependiendo de edad, por ello hacen siestas en el turno de la tarde, sin embargo, los problemas en el sueño también pueden ser causados por otras enfermedades o condiciones, cuando se debe al estrés:

  • Las pesadillas son comunes y giran en torno a la situación desencadenante.
  • Los problemas para conciliar el sueño se presentan frente a una situación de peligro o cambios (antes y durante, en ocasiones posterior se suelen tener semanas difíciles hasta que el cuerpo se acostumbra).
  • El cansancio suele ser extremo, viene luego de hacer las actividades. Las personas con estrés en ocasiones se quedan dormidas en períodos muy cortos realizando una actividad o en algún lugar como el colegio, trabajo, transporte público, entre otros.

Pérdida o aumento de peso

Cuando sufrimos estrés la ansiedad se apodera de nuestro cuerpo y pueden ocurrir dos vertientes: comemos de más para calmarnos o simplemente nuestro apetito se cierra. En los dos casos hay cambios físicos que vienen consigo, hay aumento considerable de kilos si se consumen más provisiones de la cuenta y viceversa si hay una merma en el consumo.

Comer sacia la ansiedad pero no es bueno en exceso, recuerda que tu salud es importante, por eso recomendamos algunas pautas para saciar al cuerpo si estás en una situación de mucha ansiedad:

  • Toma mucha agua así el cuerpo va a percibir calma ya que estarás consumiendo algo, no es dañino y te ayudará a controlar el peso.
  • Las galletitas de soda y otras de dieta son deliciosas y geniales para comer si estas estresado.
  • Las frutas son un excelente aperitivo para pasar el hambre y darle al cuerpo la energía que necesita.
  • Establece un horario para alimentarte, así tu cuerpo va a estar en una rutina que va a beneficiar tus días ya que serán ordenados y tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.