Recién a mis 81 años, se me ha dado por conocer a fondo los ingredientes de los productos que consumo.
Si bien provengo de un hogar con principios naturistas, he comprobado que toda la abundancia que llega hasta nuestras mesas, tiene un costo gravado en la salud; aún comiendo frutas y verduras frescas, como es mi caso.
Hace un largo tiempo que vengo tomando una bebida a base de lapacho, que yo creía natural y sin aditivos nocivos, hasta que un día leo los ingredientes y veo un E-219. Me comuniqué con la firma, y me dicen que se han enterado ahora de lo dañino que es este ingrediente, y están viendo de cambiarlo por el sorbato de potasio.
Y… sí, es cierto que si no hubiesen conservantes, no se podría alimentar a una población que va constantemente en aumento, y que demanda que las góndolas de los supermercados estén siempre llenas.
Pero también es cierto, que se deberían utilizar los aditivos más inofensivos. Para eso, a los gobiernos,, tendrían que interesarles la salud del pueblo, cosa que desde ya, descuento.

Responder