Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Síndrome de hiperamonemia

18/02/2021

El organismo humano es la entidad más perfecta y compleja que se conoce. Diseñada de forma exacta para cumplir funciones por sí mismo y así garantizar calidad de vida. Los síndromes son alteraciones que afectan este conjunto, el síndrome de hiperamonemia es uno de ellos.

síndrome de hiperamonemia

Perjudicando el metabolismo y el proceso digestivo, este síndrome se caracteriza por signos constantes e incontables daños a órganos específicos pero especiales como todos los que coexisten en el cuerpo.

Te animamos a sumar nuevos aprendizajes conociendo un poco más de este síndrome y sus características para que así puedas informarte y ayudar a otros que lo padezcan.

El control por parte de un especialista de la salud es primordial en caso de detrimento del organismo por ello el saber un poco más siempre va a representar una mano amiga en medio de la dificultad.

Definamos el síndrome de hiperamonemia

El síndrome de hiperamonemia es un descontrol en el organismo, específicamente en los niveles de amonio en la sangre lo cual trae consigo una lista de complicaciones en el desarrollo.

Por lo general, su diagnóstico se realiza desde muy temprana edad punto que resulta beneficioso para poder garantizar un tratamiento efectivo y lograr así que el individuo adquiera todas las funciones que necesita.

Para entender un poco más acerca de este trastorno, es necesario definir un término que engloba su sintomatología, tal es el caso del proceso de metabolismo, una función compleja pero al mismo tiempo primordial en todo lo que al cuerpo humano se refiere.

El metabolismo es el grupo de funciones que se encargan de intercambiar, mover y hacer todo lo necesario en el intercambio químico que involucran a las células ¡Interesante!

Signos o síntomas que presenta

Cómo lo hemos mencionado anteriormente, el síndrome de hiperamonemia se relaciona a las fallas presentes en el metabolismo del individuo, reacción que trae consigo:

  • Problemas de alimentación en edades lactantes.
  • Fallas neurológicas importantes.
  • Vómitos persistentes.
  • Problemas respiratorios.
  • Evacuaciones líquidas de forma repetitiva.
  • Letargia pronunciada y alarmante.
  • Retraso en el crecimiento en cuanto a talla y peso.
  • Problemas hepáticos evidentes.
  • Cefaleas.
  • Convulsiones.
  • Problemas de succión.
  • Retraso psicomotor.
  • Alteraciones en la conducta.
  • Rechazo hacia el alimento.
  • Distensión abdominal.
  • Insuficiencia hepática.

Como se puede observar es una larga lista de signos que afectan la integridad del individuo y no le permiten tener control alguno sobre su organismo, por ello es de mucha relevancia conocer todo lo que el síndrome realiza para estar preparado al respecto.

Los más afectados son niños en edad lactante y los signos más predominantes corresponden a los relacionados con problemas gastrointestinales, así que debes estar alerta cuando alguno de ellos se presente en el cuerpo de tu chiquito.

¿La gula es una enfermedad?

Causas que originan este trastorno

La causa principal es la elevación en el nivel de amonio en la sangre, esto puede ocurrir por problemas congénitos o por errores innatos del metabolismo así que a ciencia cierta no hay ningún agente externo que pueda definir o dar lugar a este síndrome tan preocupante.

El amonio es en sí un desecho que se origina de la eliminación de toxinas en el cuerpo, este proceso lo realiza el hígado y, al no poder realizarlo de forma correcta este componente se queda en la sangre causando daños muy profundos en el funcionamiento de ciertos órganos, el cerebro por ejemplo es uno de los principales afectados.

Los intestinos y los riñones son otros órganos que producen este compuesto, es normal que se encuentre en las células y que funcione correctamente en los niveles adecuados que el cuerpo requiere, el hígado lo produce principalmente para crear la urea, otro desecho que se elimina mediante la orina.

En conclusión, muchos factores pueden intervenir en el aumento de los niveles de amonio en la sangre, lo relevante es poder descubrir la causa de forma rápida y precisa para así actuar en consecuencia ¡Amarte es cuidarte! Recuerda asistir regularmente a un especialista de la salud si consideras que posees algún problema o descontrol.

¿Cómo diagnosticarlo?

El síndrome de hiperamonemia es, en palabras resumidas un trastorno del metabolismo que afecta la cantidad de amonio en la sangre. Su diagnóstico es sencillo aunque requiere un conjunto de exámenes especializados; lo caracterizamos como sencillo puesto que teniendo todos los signos y las pruebas exactas no hay duda al respecto.

Exámenes de sangre y de orina encabezan la lista, con un conteo especial en el amonio para descubrir si los niveles de esta toxina están en equilibrio o no, punto en el cual el médico de confianza podrá tomar sus medidas y actuar en consecuencia.

Es importante destacar que las pruebas realizadas deben tener un cuidado máximo y un transporte único, puesto que si alguna muestra llega a alterarse el resultado no será el mismo y cualquier error traerá consigo consecuencias irreparables a futuro.

La severidad del síndrome va a variar de acuerdo a la edad y a la causa que originó el trastorno, comúnmente este problema se manifiesta en niños recién nacidos con tan solo una o dos semanas de haber salido del útero.

Tratamientos recomendados

El tratamiento para mejorar los niveles de amonio en la sangre consiste en un conjunto de vitaminas, medicamentos y otras terapias que conducen a la normalización de los valores y al correcto funcionamiento de esta parte del cuerpo.

El síndrome de hiperamonemia puede ocurrir también por intoxicación con ciertos químicos y, en estos casos, el tratamiento suele ir orientado a una limpieza del organismo para evitar que este líquido intruso siga avanzando.

Se ha demostrado que las diálisis, el consumo de L-carnitina y otros suplementos tienen una efectividad grande en el control de los niveles de amonio. La hemodiálisis y los trasplantes de órganos también son una opción cuando hablamos del trastorno en su forma aseverada.

Este problema se puede caracterizar como multifactorial, muchas son las vertientes que puede abarcar en cuanto a las causas y la forma de tratarlo, lo más importante es que el diagnostico se haga de forma temprana y así evitar mayores riesgos neurológicos y motores en la vida del pequeño.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.