Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Síndrome de Behcet

15/06/2021

El mundo de la salud es amplio, diverso y de seguro no has conocido todas las enfermedades, bacterias, hongos y demás síndromes que pueden afectarte gravemente. y es que en el conocimiento se encuentra la solución, por eso, el día de hoy hablaremos del Síndrome de Behcet, un raro trastorno que deja secuelas muy graves. Acompáñanos a aprender más de esta enfermedad.

Síndrome de Behcet

Clasificada como un trastorno poco común y con muy poco porcentaje de aparición, el Síndrome de Behcet posee unas características muy peculiares que a lo largo de su desarrollo suelen confundirse fácilmente con otras condiciones de salud, debido a esto, te animamos a que puedas sumar más información certera a tu diario vivir, de este modo podrás ser de ayuda para otros y para ti mismo.

¿De qué se trata esta enfermedad?

El síndrome de Behcet es una enfermedad autoinmune, el mismo cuerpo la crea y aún no se conoce una causa probable de ello. Consiste en la inflamación masiva de los vasos sanguíneos del cuerpo humano, el sistema inmunológico entra en juego durante este síndrome y ataca a las células sanas.

Tiene tres síntomas que son fundamentales y se le asocian otras manifestaciones que en ocasiones son independientes y el proceso de aparición puede variar mucho en cada período. Recibe su nombre por el dermatólogo que lo descubrió en el año 1937, Hulusi Behcet. Es una enfermedad común en las comunidades asiáticas, sobre todo en Japón y en los países del Mediterráneo como Turquía.

Es importante destacar que al igual que otras enfermedades, este síndrome debe ser atendido de inmediato por un equipo médico especialista, además, al primer síntoma es necesario un chequeo y revisión con tu doctor de cabecera para que de inmediato pueda atacar cualquier problema de salud. La prevención y la prontitud constituyen los límites del avance en una enfermedad.

Síntomas que aparecen

Los síntomas del Síndrome de Behcet son muchos, de hecho, pueden aparecer de forma espontánea uno a uno hasta que se logre la acumulación de ellos, debido a esto se dificulta grandemente el diagnóstico de esta enfermedad inflamatoria. Observa con atención la descripción de cada signo para que puedas estar atento ante cualquier aparición en tu cuerpo.

  • Llagas en la boca. Estas llagas pueden empezar siendo pequeñas y curarse en el transcurso de una semana, son recurrentes cada vez más y pueden empezar a salir úlceras que sangran alrededor de los labios internos y causar mucho dolor.
  • Como es una enfermedad inflamatoria, los vasos sanguíneos se tornan rojos y comienzan a incomodar, sobre todo el área de las extremidades en donde los dolores serán frecuentes y la hinchazón se notará.
  • El aparato digestivo puede verse afectado con dolores recurrentes, molestias, evacuaciones líquidas, sangrado al evacuar, inflamación.
  • Los ojos suelen inflamarse y comienzan a aparecer los signos de visión borrosa, enrojecimiento interno y dolor. Esta afección se cura pero se presenta de forma recurrente.
  • En la piel se presentan llagas rojas parecidas al acné, nódulos que duelen mucho especialmente en las piernas. Los nódulos son rojos y en relieve alrededor de todo el cuerpo.
  • En los genitales aparecen llagas muy dolorosas que provocan sangrado y molestia.
  • Los vasos y arterias se inflaman de tal forma que pueden causar problemas mayores como un aneurisma u obstrucción de algún vaso sanguíneo.

Recordemos que no a todas las personas le aparecen todos los síntomas, esta enfermedad va a depender de cómo reacciona el sistema inmunológico en cada individuo, por ello es de suma importancia mantenerse atento a cualquier dolor, malestar o llaga que se pueda presentar y acudir de inmediato a una atención médica.

¿Qué es un sociópata?

Factores de riesgo

Si bien todavía no se conoce la causa exacta de este síndrome tan doloroso, existen algunos factores de riesgo que pueden influir en la aparición del mismo, uno de ellos es la genética. Estudios han demostrado que hay cierta compatibilidad con algunos genes que se trasmiten de generación a generación.

La edad también juega un papel fundamental. Se ha descubierto que los adultos jóvenes son los más propensos a sufrir del Síndrome de Behcet, alrededor de 20 a 30 años suele ser el rango de peligro aunque en niños y adultos mayores también puede manifestarse la enfermedad, solo que en menor porcentaje.

Las personas que residen en Japón, China, Turquía e Irán han reportado la mayor parte de los casos de la enfermedad de Behcet, por ello, se constituye una alta posibilidad de que el resto de la población pueda manifestar algún síntoma durante su vida.

Un dato curioso de esta afección es que en los hombres suele presentar mayores complicaciones que en las mujeres. Afecta por igual a ambos sexos pero estudios revelan que el sexo masculino presenta mayor posibilidad de que los síntomas sean graves y vayan dejando en decadencia la salud corporal.

Tratamiento

El Síndrome de Behcet no tiene cura, puede ser tratado para evitar su avance y así aliviar los síntomas pero es una enfermedad que puede presentarse toda la vida o durante períodos específicos en que la persona lo desarrolle. Específicamente, los médicos tratantes son los siguientes: reumatólogo (por la artritis), oftalmólogo (por el enrojecimiento de los ojos), dermatólogo (por las llagas y nódulos en la piel), pueden combinarse otros doctores pero todo va a depender del desarrollo de la enfermedad en el individuo.

Para lograr calmar el dolor y las distintas lesiones que salen en el cuerpo, los medicamentos que se asignan son esteroides para evitar la inflación, colirios para los ojos, enjuagues para tratar el tema de llagas bucales y analgésicos que colaboren en la disminución del dolor.

Si este tratamiento sencillo no está haciendo efecto, el médico tratante va a asociar un medicamento denominado “Colquicina” para curar las llagas bucales y las lesiones, además, va a empezar a trabajar con el sistema inmunitario, tratando de lograr su inhibición para que así no ataque a las células sanas.

El síndrome de Behcet tendrá un tratamiento extenso y un diagnóstico largo, pues se necesitan análisis de sangre y pruebas en la piel para determinar con exactitud la respuesta del sistema inmunológico.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.