Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

¿Qué es la hiperhidrosis?

15/09/2021

En este artículo hablamos sobre la hiperhidrosis, una condición física que hace que la sudoración sea excesiva, damos algunos puntos de interés y ciertas medidas para controlar esta manifestación física.

Nuestro organismo, un ente maravilloso compuesto de muchos órganos y también responsable de muchos mecanismos que nos ayudan a estar saludables y a adaptarnos dependiendo del ambiente en donde nos encontremos. El cuerpo es sabio y realiza estas funciones de forma independiente sin que tengamos que hacer algo para su desarrollo, algunos de estos procesos son: la sudoración, la fiebre, los escalofríos, entre otros. Hoy hablaremos de la hiperhidrosis, una condición que hace que la sudoración se descontrole.
Recuerda que saber mucho más de todo lo que hace tu cuerpo es importante para que así puedas identificar fácilmente y de forma rápida si hay algo en tu cuerpo que no está desempeñándose correctamente, así que mantente muy atento a las palabras que hemos preparado para ti, van cargadas de información vital para que estés sano y seas de ayuda a otros.
Definamos esta condición
La hiperhidrosis es una condición del cuerpo en la cual la sudoración es excesiva y no concuerda con el ambiente, es decir, la persona suda de forma masiva sin importar si el clima es caluroso o no. Ahora, este mecanismo debería ser para manifestar calor o evidencia de algún ejercicio físico, la sudoración es importante ya que por medio de ella nuestro cuerpo libera muchas toxinas y es así como existe un equilibrio necesario.
Seguramente pensarás que esta condición no tiene mayor impacto en la vida diaria, lamentablemente debemos decir que no, esta condición representa muchos problemas para los individuos que la padecen ya que no les permite desempeñarse correctamente en el ambiente en donde se encuentran, sumado a esto, también es un impedimento para muchas actividades, la hiperhidrosis es una anomalía del cuerpo que debe ser tratada y cuidada adecuadamente.
Causas y tipos de la hiperhidrosis
Según investigaciones, la mayoría de los casos de hiperhidrosis no están relacionados a una causa específica, es decir, el cuerpo produce un exceso de sudoración de forma independiente y al azar, a este tipo de afección la denominamos hiperhidrosis primaria, sucede en partes específicas y no en todo el cuerpo, son pequeños focos que sudan. En cambio, cuando hablamos de que la hiperhidrosis es generalizada, decimos que estamos tratando una afección de tipo secundaria.
La hiperhidrosis secundaria se manifiesta en todo el cuerpo y se debe en su mayoría a problemas hormonales, debido a esto, suele ser más común en mujeres que en hombres, ya que la carga hormonal femenina suele ser fluctuante y depende de la edad y muchos otros factores. Es importante recordar que esta afección de origen física puede deberse también a otras causas tales como:
Enfermedades asociadas a sudoración excesiva, a veces el cáncer puede generar esta reacción.
Infecciones en distintas áreas del cuerpo.
Medicamentos con reacciones adversas en el proceso de sudoración del organismo.
La ansiedad, aunque es necesario detenernos en este punto para describir que muchos le atribuyen al estrés esta reacción del cuerpo, sin embargo, el estrés es solo un factor que acrecienta la sudoración. No podemos dejar a un lado la parte emocional y psicológica, hay pacientes que desarrollan un cuadro clínico severo de ansiedad o depresión trayendo como consecuencia la hiperhidrosis.
El clima, aunque no en todos los casos representa un factor determinante. Hay pacientes que durante el verano muestran mayor número de episodios de sudoración excesiva.
Importancia de la sudoración
La hiperhidrosis es una afección física de cuidado, su descontrol puede traer problemas a nuestro organismo ya que la sudoración, aunque no lo creas, cumple funciones muy importantes. Sudamos para regular nuestra temperatura, cuando hace calor, el sudor nos permite hidratarnos y enfriar nuestro cuerpo, cuando estamos nerviosos, el sudor es una forma de regular nuestro cuerpo, sudamos incluso para saber que la fiebre ya no está.
También, trae beneficios a tu organismo, el sudar te permite hidratar la piel, quemar grasa, expulsar toxinas que están en demasía en tu cuerpo, sanar cicatrices, previene la formación de piedras en los riñones y un sinfín de aspectos positivos, como puedes ver, este mecanismo es indispensable en nuestro diario vivir.
Si eres una persona que suda poco, no te preocupes, no es una enfermedad. Recuerda que el cuerpo es sabio y hará este proceso cuando sea necesario, es de hacer notar que en medio de esta crisis de salud que representa la pandemia, la sudoración se reduce ya que el gasto energético es menor, aunque siempre es sano que establezcas una rutina de ejercicios en casa.
¿Cómo podemos mantener la hiperhidrosis al margen?
La hiperhidrosis es una condición que no puede prevenirse, sin embargo, existen muchos métodos y prácticas que pueden llevarse a cabo para controlarla y mejorar las consecuencias que produce en los afectados, algunas de estas medidas son las siguientes:
Si te sudan las manos o los pies de forma excesiva, puedes utilizar ciertos talcos que ayudan a controlar esta reacción del cuerpo, así, podrás caminar con calma y utilizar tus manos sin miedo a que los objetos que agarres se humedezcan o que no puedas sostenerlos con firmeza.
Debes usar ropa fresca, preferiblemente aquella que es de fibra sintética, la tela de animal solo ocasiona que tu cuerpo suba la temperatura y de esta forma vas a sudar mucho más. Si eres de aquellos que suda en cantidades enormes, es bueno también que tengas en tu bolso de mano una muda de ropa para cambiarte, así podrás ser higiénico y estar siempre fresco.
Toma medidas higiénicas como tomar duchas de agua tibia o fría tres veces al día, así te mantendrás fresco durante la mayor parte del día. Adicional, puedes usar desodorantes y perfumes que ayuden a erradicar los olores corporales.
Mantén tu vivienda y espacio de trabajo lo mejor ventilado posible, así evitarás que tu cuerpo sienta la necesidad de sudar de forma extrema.
Puedes tener en tu bolso de mano un paño seco tipo toalla para secarte el sudor en caso de que se te presente un episodio en la calle.
Mantente hidratado, el cuerpo debe tomar alrededor de tres litros de agua, de esta forma, el sudor que vayas produciendo será sustituido por el líquido vital que es el agua y no te vas deshidratar.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.