Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Parálisis del sueño

04/04/2021

El sueño constituye una etapa muy importante en el crecimiento y desarrollo del ser humano. Desde el nacimiento es primordial este período en el que el cerebro puede descansar y el resto de los órganos pueden ir formándose y adaptándose al medio ambiente. La parálisis del sueño es un trastorno que afecta este procedimiento, te animamos a conocerlo con nosotros.

Parálisis del sueño

Descubre en estas líneas todo lo relacionado a este tema para que puedas añadir herramientas útiles a tu rutina diaria, además, en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo te resultará beneficioso poder contribuir de forma positiva en el descanso nocturno.

¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es un trastorno, incapacidad que posee el cuerpo para moverse, hablar o realizar cualquier acción al momento de despertarse o de empezar a dormirse. Son episodios cortos que pueden durar entre dos y cinco minutos.

Son atemorizantes por el simple hecho de sentirse inmóvil estando consciente. Suele presentarse en personas con apnea del sueño o con otro trastorno relacionado al descanso, sin embargo, esta norma no es excluyente.

Además de la incapacidad de moverse y hablar, la parálisis del sueño trae consigo mucha angustia y estrés por lo que la persona que lo padece suele evitar el descanso nocturno y se duerme luego de un tiempo prolongado, ocasionando así que el organismo no logre sus funciones vitales.

Es de hacer notar, que esta condición no es una enfermedad por sí sola; en muchos casos se presenta ocasionalmente, pero, cuando es reiterativa la parálisis del sueño pasa a ser un síntoma o manifestación de una afección a la cual se le denomina narcolepsia.

Hablemos de estadísticas

La parálisis del sueño es uno de los principales trastornos del sueño según los especialistas de la salud. Es una condición que se presenta entre el 50 y 60% de la población. Muchos aseguran que puede ocurrir en todas las personas al menos una vez en la vida.

Los episodios repetitivos tienen origen en un mismo individuo en una proporción mínima. Se habla de un porcentaje comprendido entre 6 y 7 por ciento. A pesar de que las cifras no representan un número alarmante en cuanto a la continuidad del trastorno, es preciso conocer acerca de él para así poder erradicarlo y no crear pánico a los que lo padecen.

Causas relacionadas

Muchas investigaciones y estudios se han realizado en torno a esta temática. La parálisis del sueño ha llamado la atención de muchos psicólogos y especialistas de la mente humana para así determinar las causas que producen estos episodios tan escalofriantes.

Muchos factores influyen en la aparición de los episodios, pero, la teoría más acertada acerca de estos es la probabilidad de un desequilibrio a nivel de los músculos del sueño en los ojos y aquellos que perciben las alertas; en ambos casos se produce una disociación lo que podría dar lugar a la parálisis del sueño.

Otras causas relacionadas son:

  • Un descontrol en la higiene del sueño. Se conoce como higiene del sueño al procedimiento previo que se realiza para acostarse. Los hábitos juegan un papel importante en el descanso nocturno y si la persona no es ordenada en ello pueden ocurrir trastornos del sueño.
  • Un trabajo nocturno. Es común para muchas profesiones un trabajo que sea en horas de la noche, lo que ocasiona que la persona tenga que dormir de día y activarse en horas nocturnas. Esto produce un desequilibrio si no se está acostumbrado y si no se maneja correctamente. Además, hay muchos estudios que revelan la nocividad de estos empleos para el cuerpo humano.
  • El conocido “jet lag”, sobre todo, para los viajeros apasionados. Si te sometes a cambios de horario de forma brusca a tu descanso nocturno se le puede agregar un trastorno.
  • La postura que se emplea para dormir. Los expertos recomiendan que el descanso debe darse con el cuerpo hacia uno de los costados, preferiblemente hacia el izquierdo para oxigenar mejor el corazón, aunque, algunos otros afirman que cualquiera de los dos lados es beneficioso.
  • La alimentación. Para dormir es recomendable comer una hora antes o incluso media hora para que el cuerpo pueda ya estar en el proceso de digestión, además, si preparas por la noche tus platos ligeros podrás ver el cambio muy pronto.

¿Qué son las alucinaciones?

Diagnóstico y tratamiento

La parálisis del sueño suele diagnosticarse de forma muy sencilla, de hecho, tan solo con la descripción, el paciente podrá identificar por sí solo su problema. Por lo general, no requiere de exámenes exhaustivos para saber la fuente que la ocasiona, aunque, la persona puede ser sometida a un estudio que se denomina polisomnografía.

Dicho examen consiste en medir tres parámetros diferentes mientras la persona está dormida, de esta forma se puede obtener un análisis holístico de la situación. Así mismo, el paciente deberá acudir a distintas terapias para lograr calmar su angustia, lo cual es determinante en la aparición de los episodios.

En cuanto a la angustia y el estrés, es importante que la persona afectada esté bien informada al respecto de los episodios que vive. Las creencias populares acerca de la parálisis del sueño son tantas que generan mayor estrés en el proceso. Se dice que estos episodios se asocian a fantasmas y demonios lo cual es totalmente errado a los ojos de la ciencia.

Para complementar lo antes dicho, el tratamiento debe ir de la mano con una fuente de información certera y precisa que le permita al paciente conocer la causa de sus episodios y avocarse a un cambio de rutina rápido para tener un descanso nocturno oportuno.

La adquisición de una higiene del sueño es necesaria para lograr que este trastorno ya no ocurra. Es preciso que a la hora de dormir puedas:

  • Fijar una hora específica para descansar al menos ocho horas diarias.
  • No tomar siestas largas durante el día pues no ayudan a descansar en la noche.
  • Cenar ligero y hacerlo media hora antes de conciliar el sueño.
  • Realizar ejercicios de respiración y relajación en la cama para poder estar calmado a la hora de dormirse.
  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.