Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

La enfermedad de Paludismo

23/10/2020

La enfermedad de Paludismo o también conocida como Malaria es una afección que se trasmite al ser humano por medio de la picadura de un mosquito. Es tratable y curable, infecciosa al cien por ciento y no se contagia puesto que su origen no es de persona a persona sino a casusa de una picada.

En este artículo hablamos de la enfermedad de Paludismo, su sintomatología, causas, nivel de gravedad, trasmisión, diagnóstico y posible tratamiento.

Hoy en día, es una enfermedad que no suele verse con frecuencia, de hecho, pertenece a aquellos virus extintos, aunque, en el año 2018 se estimaron alrededor de 228 personas que la padecían en todo el mundo.

Síntomas comunes

Es muy parecida en su sintomatología al Dengue u otras infecciones transmitidas por picaduras, sin embargo, la enfermedad de Paludismo se manifiesta en aquel que lo padece de la siguiente forma:

  • Náuseas incontrolables.
  • Vómitos constantes debido a las náuseas, lo que va a llevar a la descompensación corporal muy rápidamente.
  • Dolor de cabeza y en el cuerpo.
  • Fiebre muy alta y sin ceder, esto indica que los medicamentos pueden bajarla solo un poco y enseguida subirá nuevamente ya que es la principal alerta en esta enfermedad, una fiebre que no cede con nada.
  • Escalofríos.
  • Anemia a causa de los vómitos constantes.
  • Sudoración excesiva.

A pesar de tener manifestaciones que pudiese a simple vista controlarse, la enfermedad de Paludismo puede llegar a ser mortal si no se trata con rapidez. Ya que el cuerpo estará sometido a altas temperaturas, el cerebro se ve afectado y los vómitos van a deshidratarlo, asunto que agrava la funcionalidad del organismo.

¿Cómo se transmite la enfermedad de Paludismo?

Como ya hemos mencionado, esta dolencia que agrava al cuerpo en su máxima expresión es trasmitida por un mosquito denominado anofeles, específicamente las hembras son las encargadas de portarlo y repartirlo a quien piquen.

A pesar de que hay cientos de millones de este género, solamente treinta es el número transmisor de esta enfermedad. Estudios han determinado que las hembras vuelan alrededor del anochecer o tempranas horas de la mañana y buscan sangre para alimentar a sus huevos. Allí es cuando depositan los parásitos al hombre.

Estos parásitos, son los responsables de la enfermedad de Paludismo y se llaman “plasmodium falciparum”. Se crean al colocar huevecillos de mosquitos en estanques de agua almacenada y sin tratamiento. Aunque esta problemática es curable, ha sido la principal causa de muerte en países Sudafricanos.

Vía de infección

La enfermedad de Paludismo sigue una vía de inoculación hasta llegar a presentarse en forma de fiebre y los otros indicios antes expuestos, inicialmente, los parásitos se alojan en el humano y tardan alrededor de quince o diez días en formar el malestar.

La picada es casi indetectable puesto que molesta igual que cualquier otra y no causa dolor alguno. Al mostrarse cada una de las afecciones, el cuerpo va presentando resistencia, aunque la infección avanza con bastante rapidez y es allí donde se corre peligro de muerte si no se trata adecuadamente.

Nivel de gravedad

Treinta mosquitos son los responsables dentro de un gran grupo de traspasar la enfermedad de Paludismo, la gravedad de los síntomas va a depender del tipo de parásito que depositen las hembras en el cuerpo humano. Uno es más leve que otro y su mejoría muchas veces depende de la rapidez de atención.

Las estadísticas establecen que en los países subdesarrollados es una importante causa de muerte, se lleva alrededor de dos millones de personas anualmente. En países con una alta capacidad social y de salud, la enfermedad de Paludismo no es un problema tan grave.

Una de las especies que se encarga de propagarlo, es capaz de ocasionar un coma fustigado en las personas ya que afecta directamente al cerebro. Esta complicación se produce principalmente por la hembra llamada “plasmodium falciparum”, se manifiesta con un conjunto de cefaleas y hemorragias internas.

Cinco razones por las que sale granos con sangre coagulada

Causas de la propagación

Los lugares endémicos son aquellos países que por su ubicación geográfica presentan un clima tropical, propenso a generar el calor adecuado para que estas criaturas vivan y se multiplique, a su vez, la propagación se hace mayor si se viaja con frecuencia a dichas zonas sin la debida protección.

La enfermedad de Paludismo también se desarrolla por una mala higiene local, esto se refiere a aguas estancadas sin limpieza ni tratamiento químico, fuentes no aseadas, botes de agua sin subsanar, materas sin el cuidado preciso, entre otros restos de líquido que dan los entornos convenientes para que el insecto viva y evolucione.

Su descubrimiento se hizo alrededor del año 1880, por lo que entra en el grupo de aquellas enfermedades extintas, en los últimos años ha tenido un repunte importante en países como Brasil, Colombia y Venezuela.

¿Cómo se diagnostica el paludismo?

La enfermedad de Paludismo se diagnostica a través de unas pruebas especializadas en el estudio de la sangre, así se determina el tipo de parásito y el ciclo en el que se encuentra la infección. Recomendamos que ante los síntomas ya expuestos, la persona acuda con rapidez a un centro de salud cercano y pueda descartar cualquiera de los padecimientos.

Otra clave para saber si el origen a las dolencias proviene de este grave malestar es un examen físico que determine si el paciente ha sufrido desorientación, escalofríos y preguntas personales sobre donde ha estado últimamente, ya que son ciertos estados los de mayor contagio se debe analizar si el enfermo viajó a uno de ellos.

¿Cuál es el tratamiento adecuado para el paludismo?

Muchas regiones manejan una inyección insuperable que al ponerse por porciones elimina por completo el riesgo de padecer la enfermedad. A pesar de ello, en los últimos años se ha presenciado un descuidado en cuanto a este tema de salud y la enfermedad de Paludismo ha vuelto a aparecer.

El tratamiento entonces consiste en una serie de medicamentos para controlar la fiebre, antibióticos para bajar la infección y monitoreo constante de los niveles cerebrales para prevenir cualquier daño mayor en este órgano tan importante.

Cabe destacar que el arsenal terapéutico es amplio ya que de tantos años de combatirla, este mosquito se ha hecho resistente ante muchos medicamentos y la fase en la que se encuentre la enfermedad va a ser clave para decidir qué tipo usar.

  • Etiquetas :
  • , ,
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.