Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Enfermedad de E.L.A

18/07/2021

Ya lo hemos dicho antes, la variedad en las enfermedades es increíble hay tantas enfermedades como personas en el mundo y por eso informar se ha vuelto un deber para nosotros. Hoy vamos a hablar de la enfermedad de E.L.A, las siglas corresponden al nombre “Esclerosis lateral amiotrófica”, una condición existente en el sistema nervioso. Acompáñanos a conocer más de esta afección.

Enfermedad de E.L.A

Es importante que sumes conocimientos a tu diario vivir, así podrás atender cualquier emergencia que se te presente y, además, el estar informado te permite conocer el panorama completo cuando los médicos te dan su diagnóstico. Por tal motivo, consideramos que leer estas líneas te será útil en estos tiempos, recuerda que la pandemia nos ha cambiado en todo sentido, la salud se ha debilitado y ahora somos frágiles en este aspecto, es hora de saber más.

Datos de interés

La enfermedad de E.L.A es una condición existente en las neuronas del cerebro, así que involucra parte del sistema nervioso y dificulta muchas áreas de movimiento en nuestro organismo. El tronco cerebral y la médula espinal están dentro de su rango de afección, pero ¿en qué consiste realmente?, la E.L.A como se le conoce comúnmente, debilita los músculos del cuerpo y algunas funciones físicas.

Las células nerviosas que son las principales afectadas en este proceso, se degradan perdiendo así el control en la fuerza de los músculos del cuerpo, ocasionando que estos no tengan su correcta funcionalidad. Esta enfermedad es considerada una de las más grandes degeneraciones de las “motoneuronas” así se les conoce a las células que se encargan de la parte motora del organismo.

Estas células son tan necesarias en el cuerpo que, para mencionar sus características en orden de prioridad, diremos que son las más grandes, se prolongan desde el extremo del cerebro hasta la médula, otro grupo va desde la médula hasta los músculos del cuerpo haciendo así que estos se estimulen y se muevan voluntariamente según las órdenes del cerebro.

Variante delta del Covid-19

Síntomas que se manifiestan

Los síntomas de la enfermedad de E.L.A son variados y dependen en parte del organismo del paciente pues no todas las personas presentan el mismo cuadro de dificultad o dolencias que las demás. A continuación, vamos a describir el proceso de afección y cada una de las funciones que se van perdiendo gracias a la degeneración de las células.

El inicio es sencillo, por lo general siempre se confunde con otras enfermedades. El cansancio es frecuente, las células van perdiendo su fuerza y el cuerpo lo demuestra estando cansado todo el tiempo, con debilidad en las articulaciones y extremidades de forma esporádica.

Luego, los músculos van cediendo a los movimientos voluntarios y es cuando la persona presenta temblores bajo la piel, no se pueden controlar simplemente suceden y son notables, este síntoma recibe el nombre de “fasciculaciones”. Posterior a esto, los calambres toman la batuta y la torpeza se apodera del cuerpo ocasionando que el individuo se caiga constantemente y quizás, pierda en ciertas actividades la pericia que antes tenía. Otras complicaciones son las siguientes:

  • Afectación del habla, se dificulta y se torna lenta para aquellos que están escuchando.
  • Las extremidades se vuelven rígidas, se dificulta el movimiento de manos y pies.
  • Dificultad para caminar, correr y otras actividades afines.
  • Se dificultan las actividades como lavarse, vestirse, cepillarse, entre otras.
  • Problemas para masticar, tragar y respirar ya que la parálisis de los músculos se va extendiendo hasta el tronco y cuello de la persona afectada.
  • Risas y llantos inapropiados que corresponden a otro síntoma de la E.L.A, algunos expertos suelen asociar estas reacciones a problemas emocionales, sin embargo, esta enfermedad tiene como resultado estas características involuntarias.

Estadísticas y causas de la enfermedad

La enfermedad de E.L.A tiene una prevalencia baja en cuanto a la estadística mundial. Se dice que hay tan solo medio millón de personas que la padecen alrededor del mundo, los casos son ligeramente disminuidos, dos o cinco personas de cada cien mil habitantes puede sufrir de E.L.A. La esperanza de vida es corta, se maneja una cifra de 3 a 5 años ya que es una condición degenerativa que perjudica de a poco al organismo.

Un dato importante en esta gran afección es que sus causas se desconocen, se habla de un componente hereditario pero los estudios revelan que tan solo el 4 o 6% de todos los casos tienen un origen genético. La mayoría de las personas que enferman de E.L.A lo hacen de forma esporádica debido a muchos factores que se interrelacionan entre sí.

Debido a que no tiene causas comprobables, la enfermedad de E.L.A  no se puede prevenir, lo que sí podemos es tener buenos hábitos alimenticios y prácticas de higiene y salud que nos lleven a gozar de una vida sin dificultades y de un cuerpo fuerte y sano.

¿Se puede tratar?

Puede tratarse, sin embargo es una condición degenerativa que no tiene cura, los medicamentos solamente alargan la esperanza de vida durante unos meses frenando por algún tiempo los efectos más graves de la enfermedad. Algunos fármacos o terapias pueden ayudar a la persona a tener mejor calidad de vida, sin embargo, las dificultades del movimiento se irán sumando poco a poco.

El método más utilizado para su tratamiento es aquel que se compone de medicinas que ayudan al paciente a mantener un buen ánimo, a fortalecer su sistema inmune y a estar en paz a pesar de su condición ya que la enfermedad de E.L.A irá avanzando con los meses y complicando el panorama motor sin poder frenarlo.

Algunos casos contados pueden extender su esperanza de vida ya que cada organismo es autónomo en cuanto a los síntomas que desarrolla, recordemos que cada paciente posee un sistema inmune y un sistema nervioso independiente que es capaz de suprimir ciertas condiciones o maximizarlas según el caso.

Las personas que pueden padecerlo son aquellas mayores de 40 años, por lo general, afecta a la edad de 70 y 80 años. Los casos que presentan algún componente hereditario se manifiestan en edades menores, pueden comenzar los síntomas a partir de los 10 años.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.