Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Comer tarde en la noche puede comprometer la salud del corazón de las mujeres

13/11/2019

Una nueva investigación encuentra que comer más calorías por la noche está asociado con una peor salud cardiovascular en las mujeres.

En un nuevo estudio, comer más calorías del día después de las 6 de la tarde está relacionado con una peor salud del corazón.

Se está acumulando evidencia de que las horas de comida pueden afectar la salud cardiometabólica.

Un estudio reciente , por ejemplo, mostró que comer más temprano en el día puede ayudar a las personas a perder peso, mientras que comer más tarde en el día puede promover el aumento de peso y ralentizar el metabolismo.

Estos estudios también mostraron que las comidas posteriores aumentan los marcadores inflamatorios que generalmente se asocian con diabetes y enfermedades cardíacas .

Otros estudios , en ratones y participantes humanos, mostraron que establecer horarios de comida estrictos puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Ahora, una nueva investigación se suma a esta creciente evidencia y sugiere que comer más calorías por la noche puede afectar negativamente la salud cardiovascular de las mujeres.

La nueva investigación es preliminar y se presentará en las Sesiones Científicas 2019 de la American Heart Association (AHA), que se llevará a cabo en Filadelfia, Pensilvania.

Nour Makarem, Ph.D., científico investigador asociado en el Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, es el autor principal del estudio.

Estudiar los patrones de alimentación y la salud del corazón

Makarem y sus colegas reclutaron a 112 mujeres sanas, de 33 años de edad, en promedio, para participar en el estudio.

Los investigadores examinaron la salud cardiovascular de los participantes al inicio y 1 año después utilizando Life’s Simple 7 , una medida de salud cardiovascular que comprende siete factores de riesgo modificables, según lo establecido por la AHA.

Life’s Simple 7 representa la presión arterial , el colesterol , el azúcar en la sangre, la actividad física, la dieta, el peso y el estado de fumar. En base a estos factores, los investigadores calcularon un puntaje de salud cardiovascular para cada participante.

Las mujeres también usaron diarios de alimentos en sus teléfonos celulares para rastrear e informar cuánto, qué y cuándo comieron durante 1 semana al inicio del estudio y otra semana 12 meses después.

Los investigadores utilizaron los datos de los diarios electrónicos para calcular la relación entre la salud cardiovascular y el momento de las comidas.

Menos calorías tardías pueden mejorar la salud del corazón

La investigación reveló que los participantes que consumieron más calorías después de las 6 de la tarde tendieron a tener una salud cardiovascular más pobre.

De hecho, por cada aumento del 1% en la ingesta calórica después de las 6 pm, la puntuación de salud cardiovascular disminuyó. La presión arterial y el índice de masa corporal tendieron a aumentar, y el control del azúcar en sangre tendió a ser más pobre.

El análisis arrojó resultados similares por cada aumento del 1% en calorías después de las 8 p.m.

Las mujeres hispanas, en particular, que constituían el 44% de los participantes, tenían una presión arterial más alta cuando comían más calorías por la noche.

El autor principal del estudio comenta los hallazgos diciendo: “Hasta ahora, los enfoques de estilo de vida para prevenir las enfermedades cardíacas se han centrado en lo que comemos y cuánto comemos”.

 Estos resultados preliminares indican que una alimentación intencional que tiene en cuenta el momento y la proporción de calorías en las cenas puede representar un comportamiento simple y modificable que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca”.

Nour Makarem, Ph.D.

El investigador principal también señala que para que los hallazgos sean más confiables, tendrían que replicarse en una muestra más grande y en diferentes poblaciones.

La Dra. Kristin Newby, profesora de medicina y cardiología en la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte, que no participó en la investigación, comenta los resultados.

“Creo que es un estudio importante”, dice ella. “Es fundamental más que definitivo en este momento, pero creo que proporciona algunas ideas realmente interesantes sobre un aspecto de la nutrición y cómo se relaciona con los factores de riesgo cardiovascular que realmente no habíamos pensado antes”.

  • Etiquetas :
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.