Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Cinco formas de cuidar tu páncreas

10/04/2021

El páncreas es un órgano muy importante de nuestro cuerpo. Se encuentra detrás del estómago, es largo y aplanado. Sus funciones son vitales para el desarrollo óptimo de todas las actividades que realizamos, él es el responsable de segregar sustancias que ayudan en la digestión y también de ciertas hormonas necesarias para la regulación de los niveles de azúcar. Aprende con nosotros cinco formas de cuidar tu páncreas.

páncreas

Suele afectarse por muchas enfermedades que guardan entre sí múltiples causas. Debido a su importancia, es necesario que sepas cómo ayudarlo a que funcione adecuadamente, además, de reconocer las posibles alertas que indiquen que algo está fallando.

Te animamos a que continúes leyendo estas líneas y puedas adquirir nuevos conocimientos para cuidar de tu salud, recuerda que el bienestar de un órgano es el bienestar de todo tu cuerpo. La salud es primordial para realizar, ser, soñar, entre otras acciones que estamos seguros deseas llevar a cabo. ¡Cuidar de ti es amar a los tuyos!

Enfermedades que afectan el páncreas

Para saber las formas de cuidar tu páncreas es necesario conocer las enfermedades que pueden afectarle, de esta manera podremos notar cuándo nuestro organismo nos está alertando sobre un funcionamiento erróneo de alguna de nuestras partes.

Son muchas las razones por las cuales las funciones de este órgano cesan, pero las más predominantes se dan por la aparición de cuerpos extraños al organismo como lo son los tumores, los cuales, según su naturaleza, pueden convertirse en cáncer o traer otras consecuencias al paciente. Otras de las afecciones del páncreas son:

  • Inflamación, conocida como pancreatitis. En esta enfermedad existen dos posibles vertientes. Si el factor que genera la inflamación es ocasional, se le denomina pancreatitis aguda, la cual, con un diagnóstico oportuno y ciertos cuidados, puede ser regulada y volver a la normalidad. Si el factor se presenta de forma continua, se le llama pancreatitis crónica y requiere de una cirugía y tratamiento a largo plazo.
  • La más común de todas las enfermedades que afectan al páncreas. Se diagnostica por el cese de las funciones endocrinas del órgano. Existen dos tipos, llamados 1 y 2. El primero afecta a niños y adolescentes; el segundo se da comúnmente en personas mayores y se debe a factores como la obesidad.
  • Aunque ya se mencionó anteriormente, el cáncer de páncreas puede estar asociado a cualquiera de estas afecciones, las inflamaciones pueden venir de un tumor y la diabetes en edades mayores también. Por ello es importante conocer las causas y naturaleza de nuestro cuerpo para saber prevenir y atacar a tiempo cualquier enfermedad.

Señales alarmantes

¿Cómo saber si el páncreas está pasando por una enfermedad? El cuerpo es tan inteligente que por él mismo va a darte señales de alarma, en ese momento en el que se presenten, debes acudir rápidamente a un experto en salud que pueda ayudar a darte el diagnóstico y a comenzar un tratamiento específico. Algunos de los síntomas a tomar en cuenta son:

  • Dolor en la parte media de la espalda o en el abdomen (lugares cercanos a la ubicación del órgano).
  • Ojos amarillentos.
  • Fatiga corporal.
  • Falta de apetito repentina.
  • Pérdida de peso.
  • Orina con color oscuro u olor peculiar.
  • Nauseas, vómitos.

¿Qué es una hernia epigástrica?

Formas de cuidar tu páncreas

Puedes cuidar de este órgano tan importante, solamente debes tener disciplina y orden en cada rutina que empleas. Así es, hablamos de rutina porque el día a día es primordial para poder construir hábitos saludables, nos cuidamos con medidas que perduran en el tiempo no con dietas o ejercicios intermensuales.

Conoce junto con nosotros cinco formas para mantener sano y activo el páncreas y así poder disfrutar de una buena salud:

  1. Emplea una dieta sana. Hablamos de esto porque nos referimos a un sistema de alimentación adecuado y no a una prohibición diaria de ciertos grupos de alimentos. Es importante que consumas platos llenos de colores, lo cual te permite abarcar todos los grupos de comida, además, no ingieras bebidas o sustancias nocivas. Las adicciones son el enemigo número uno en esta meta que deseas cumplir.
  2. Consume granos como la quínoa, mijo y trigo, divinos para preparar ciertos platillos y muy saludables.
  3. Reduce los azucares. No los elimines, simplemente dosifica las porciones diarias y, si está dentro de tus posibilidades, sustituye azúcar refinada por elementos naturales endulzantes como la miel. De igual forma pasa con la sal, los alimentos muy condimentados no son buenos para el organismo. Procura comer con un toque de ellos y, si es de tu agrado, condimenta los alimentos con vegetales en vez de usar polvillos.
  4. Haz ejercicios al menos una vez por semana. Evita, a toda costa, el sedentarismo pues es el amigo de todas las enfermedades. Ciertamente, en esta época de pandemia quizás se te presenten inconvenientes para cumplir este hábito, así que organízate y distribuye tu tiempo para brindarle a tu organismo un espacio sano de activación.
  5. Consume vitamina D. Excelente aporte para mantener un páncreas sano y activo, un órgano que pueda desarrollar todas sus funciones y le permita al organismo desempeñarse en sus labores libremente.

Además de estas cinco formas, es de relevancia que puedas tener un control médico semestral. Estas atenciones te van a permitir atacar a tiempo cualquier enfermedad o afección que se te presente en el organismo. Ten en cuenta que tu cuerpo es un todo y al afligirse una parte, el todo se debilita.

Recomendamos llevar un calendario de alimentos, así podrás organizar tus ingredientes de forma tal, que puedas distribuirlos sabiamente en los días, semanas y meses. Arma tu rutina de ejercicios estableciendo un horario fijo que te ayude a terminar las labores en casa o en el trabajo a tiempo para movilizar tus músculos.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.