Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Causas del labio leporino

28/10/2020

Las causas del labio leporino son muchas aunque contadas, se trata de un desperfecto innato que hace que el labio superior este deforme y no pueda cumplir su función a cabalidad. Se manifiesta antes del nacimiento y se puede corregir con una cirugía plástica muy sencilla.

labio leporino

Esta malformación suele asociarse a otras dificultades internos como paladar hendido y otros problemas a nivel de boca y garganta. El porcentaje de aparición es alto en comparación con otros defectos de nacimiento. Conoce aquí con nosotros los detalles que describen este defecto.

¿En qué momento de la gestación sucede?

Está malformación ocurre en los primeros meses del embarazo, el labio y el paladar no se desarrollan correctamente y por eso se evidencian de esta forma; se muestra una abertura que abarca la zona media del labio superior y la nariz, así que no se crea el puente que existe de separación entre ambos.

Esta abertura puede darse tanto en el medio como hacia uno de los lados y su tamaño es variable. Junto al labio leporino se suman otras complicaciones, donde, la más frecuente es el paladar hendido la cual trae problemas a nivel de habla, oído y de alimentación, ambas suelen ser operables dependiendo de la gravedad.

Causas del labio leporino

El labio leporino recibe su nombre gracias a la liebre, este animal posee el labio superior dividido con una pequeña hendidura en él. Está afección es la malformación de nacimiento más común, representa un quince por ciento de la población.

Se desconoce una razón en particular ya que su aparición se puede deber a muchas. Las causas del labio leporino son:

  • Problemas en el desarrollo del embrión. Muchas son las dificultades que se presentan al momento de la formación de un bebé. Es un proceso natural, delicado y perfecto en el que intervienen muchos factores, cualquier desbalance en alguno de ellos puede traer consigo muchos problemas, uno de ellos es el labio leporino.
  • Poco consumo de ácido fólico. Se ha determinado una importante incidencia en el bajo consumo de este medicamento y las malformaciones genéticas, probablemente sea la causa más fuerte de labio leporino. Este complemento ayuda a la formación de los huesos e importantes membranas en el cuerpo, evita los retardos mentales y fortalece la unión de las neuronas.
  • Edad avanzada de la madre. Muchos estudios revelan que si la madre tiene más de 35 años, el útero es propenso a generar dificultades en la formación del feto. Esta podría ser la segunda causa de labio leporino aunque su incidencia no corresponde al cien por ciento. En los embarazos de alto riesgo se debe tener un cuidado especial desde los primeros días para evitar estos males.
  • Factores ambientales. Estudios recientes establecen que la contaminación ambiental tiene un papel predominante en la formación del feto. Madres que han estado expuestas a lugares altamente contaminados, a pesar de los cuidados que puedan guardar pueden presentar problemas en la correcta unión maxilar, lo que causa el labio leporino y el paladar hendido.

¿Cómo se diagnostica?

Debido a que es un problema congénito, la mayoría de las veces es posible visualizarlo antes del nacimiento mediante una ecografía sencilla o en 3D. Se desconocen aún las causas del labio leporino pero su diagnóstico es sencillo.

El médico tratante puede evidenciar esta problemática y dar soluciones antes del nacimiento para que al llegar el nene se tomen las medidas preventivas oportunas. Esto se realiza alrededor de la semana trece de embarazo. Las problemáticas asociadas como el paladar hendido no suelen ser visibles en una ecografía.

Si el examen simple no llegase a ser suficiente y la madre posee algunos de los posibles factores de riesgo para desarrollar la malformación, el doctor puede mandar a extraer un poco de líquido en el interior del útero y de esta forma evaluar y observar la formación genética para ver si existe algún problema en el bebé.

Lepra, una enfermedad de la piel

Consecuencias del labio leporino

Esta condición congénita, puede traer consigo muchos problemas para el desarrollo del bebé en la cotidianidad diaria, algunas de ellas son:

  • Problemas para hablar correctamente. Se debe a ambas problemáticas, tanto la principal como las asociadas. Los niños con labio leporino no pueden pronunciar bien ciertas consonantes y sus fonemas ya que la unión de sus labios no es la correcta.
  • Problemas para masticar y comer. El labio trabaja en conjunto con la lengua y los dientes para triturar la comida, a su vez, estos se unen por el paladar que permite que la lengua repose y haga sus demás funciones, si esto llegase a estar un poco alterado el proceso no se realiza con efectividad.
  • Audición un poco deficiente. Esta área se evidencia más que todo en los que nacen con el paladar hendido, ya que sin él, durante el nacimiento puede haber líquido que se vaya a las cavidades del oído causando problemas a futuro para escuchar, y, a su vez, para hablar.

Las causas del labio leporino son varias y muchas se desconocen, sin embargo, las consecuencias están enmarcadas muy bien.

¿Cuál es el tratamiento?

Mediante una disección plástica muy rigurosa, puede eliminarse casi en su totalidad el rasgo físico, sin embargo, antes de la misma, tener un bebé con labio leporino y los otros problemas asociados exigen un trabajo extra en compañía de muchos especialistas.

Posterior a la operación, también se recomienda seguir con las terapias para lograr un avance significativo. Algunos de ellos son: dentistas, otorrinos, especialistas en garganta y oído, cirujanos de boca, cirujanos plásticos, psicólogos, terapistas de lenguaje, entre otras.

Las cirugías se realizan en tres etapas si llegase a ser posible para cada vez mejorar el aspecto y el habla del niño. La primera se hace en los tres meses o seis para que posteriormente al cumplir el año se desagravie el paladar agrietado (si es que se tiene) o se mejore físicamente nuevos aspectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.