Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Causas de un infarto

01/08/2021

El corazón, uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Si intentamos darle un número de importancia, diremos que es el segundo al mando, el primero es el cerebro, el centro de operaciones que hace que nuestro corazón ande en cada latido. Hoy hablaremos de las causas de un infarto ya que esta condición se puede prevenir y qué mejor forma de hacerlo que informándonos.

Infarto

El saber más es un requisito para cuidarnos hoy en día, el que conoce puede prevenir y tomar medidas que ayuden en la mejora de una enfermedad o condición, es por eso que nuestro deber es informarte a través de estas líneas todo lo relacionado a la salud, en este caso, a los ataques del corazón.

Acompáñanos a conocer todo lo que puede ocasionar que nuestro corazón, el segundo miembro más importante, se paralice y deje sus funciones ocasionando muchas veces el deceso. Mantente atento a esta narración y recuerda que cuidar de ti, es amar a tu familia y amigos.

Signos de alerta

Para conocer más a fondo las causas de un infarto, debemos primeramente saber cuáles son los síntomas o signos de alerta, como mejor se le conoce al conjunto de malestares que ocurren antes del infarto. El cuerpo, es un sistema tan compenetrado que el mismo te avisa antes de sufrir alguna pérdida, algunos de los signos son:

  • Malestar estomacal.
  • Dolor, ardor, presión en el pecho. Este síntoma puede presentarse en una sola forma o en todas al mismo tiempo, todo va a depender de la respuesta del organismo de la persona.
  • Mareos,
  • Sudoración excesiva.
  • Ansiedad, debilidad, cansancio repentino.
  • Dificultad para respirar sin que haya un motivo que le anteceda, como una enfermedad respiratoria u otro cuadro clínico.
  • Presión en el pecho que se traslada hacia el brazo izquierdo o derecho, espalda y quizás hasta mandíbula.
  • Latidos alterados, la persona puede sentir este cambio repentino y debe avisar de inmediato a un especialista en la salud.

Un dato curioso en medio de esta exposición de malestares, es que el infarto puede presentarse de forma distinta en mujeres que en hombres. Las mujeres, por su parte, son más propensas a los mareos y otros síntomas además del dolor en el pecho, sin embargo, ambos sexos por igual corren peligro ante esta condición repentina.

Debido a esto, es de suma importancia que puedas anotar cada uno de estos signos de alerta, ya que ellos pueden ayudarte a prevenir el deceso. Muchas personas se complican ante el cuadro de un infarto por no buscar ayuda a tiempo.

4 datos que debes saber de la variante Delta

Causas relacionadas

Son muchas las causas que se relacionan a un infarto, comenzando porque es una condición repentina, ya se torna compleja la situación, sin embargo, hay ciertas causas o factores de riesgo que pueden convertir a una persona en el merecedor número uno de un posible infarto, algunas de estas causas son:

  • El tabaquismo. Este vicio junto con el alcoholismo es una de las principales causas de muchas enfermedades. Recordemos que son agentes nocivos para la salud y su consumo en exceso puede traer consecuencias negativas para la persona. Por eso, te recomendamos que para gozar de buena salud te alejes por completo de estas prácticas y comiences con una rutina saludable y llena de energía.
  • Exceso de peso. En uno de nuestros artículos anteriores, hablamos de la obesidad como una enfermedad y es que el consumo desmedido de alimentos no saludables, genera una cantidad de grasa en el organismo que se acumula y es capaz de obstruir arterias, una de las razones por las que el corazón deja de latir. Ahora que conoces un poco más acerca de los males que la obesidad puede traer, es momento de que cuides tu figura, te ejercites y te mantengas en tu peso ideal siempre.
  • Tener más de 40 años. Aunque en esta área, debemos decir que cualquier persona es propensa a desarrollar un infarto, sin embargo, los mayores de 40 años tienen el tiempo en su contra ya que el cuerpo no tiene la vitalidad de antes, por ello, mantenerse en un sistema de alimentación variado y saludable, va a permitir un organismo apto para resistir el paso de los años.
  • El estrés. Podríamos asegurar que el estrés es como una bomba de tiempo para nuestro cuerpo. Este estado de ánimo o de alerta, genera que nuestro organismo se torne siempre en la defensiva, haciendo que los músculos no descansen y los órganos se activen por muchas horas que sobre pasan las adecuadas. Así que, si vas a preocuparte o estresarte, recuerda todo lo negativo que producen estas emociones y reemplázalas por unas positivas que ayuden en la mejoría de tu cuerpo.

Más medidas preventivas

Además de las causas de un infarto, las medidas preventivas también son útiles para evitar esta condición repentina. Toma nota de estas prácticas que nombraremos a continuación y llévalas a cabo lo mejor que puedas, ¡Amarte es cuidarte!

  • Aliméntate de forma sana. Dale prioridad en tus platos a vegetales y frutas, todo lo natural colabora en el enriquecimiento de tu organismo, así mismo, evita la comida alta en grasas, procura cocinar al vapor y si es de comer aceites, recuerda que hay frutos naturales especiales en tener alto contenido de este como el aguacate. Prueba muchos menús, ¡Anímate!
  • Ejercítate. El corazón es un músculo y los músculos se ejercitan y se entrenan porque si no se atrofian, tomando en cuenta esta pequeña afirmación, te recomendamos que puedas ejercitarte aunque sea tres veces a la semana, correr, trotar e incluso bailar es bueno para comenzar a realizar esta actividad de entrenamiento.
  • Evita el estrés. Recuerda hacer todo calmado y con pausas, no debes extralimitarte en el trabajo o añadir más carga de la que ya tienes, sé consciente contigo mismo y no te exijas tanto.
  • Bebe abundante agua. El agua es la fuente principal para hidratarnos, consume al menos 3 litros de agua diaria, esto ayudará a mantener una piel hermosa, un intestino lubricado y un organismo sano.

Este artículo fue actualizado por última vez el agosto 2nd, 2021 - 06:55 am

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.