Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Causas de la amigdalitis

17/11/2020

Una enfermedad muy dolorosa, una infección a nivel de garganta que afecta tu habla y tu apetito, así es la amigdalitis. Suele ser frecuente en los más chiquitos de la casa debido a que todo se lo meten a la boca por su etapa de exploración y conocimiento del mundo; en los adultos las causas de la amigdalitis están relacionadas a procesos infecciosos.

amigdalitis

Las amígdalas son como pequeñas esponjas que están ubicadas en la parte de arriba de la garganta, esponjas porque son las encargadas de absorber todas las bacterias y virus que entran vía bucal al cuerpo, a veces estos virus permanecen en estos ganglios linfáticos y son una de las principales causas de la amigdalitis.

Conozcamos más acerca de esta estructura

Las amígdalas tienen forma ovalada, son como almohadillas con una textura suave. Son parte del sistema linfático en compañía de las adenoides, protegen el cuerpo de los posibles virus que entran por la boca y mantiene un equilibrio en los fluidos, ahora ¿por qué entonces pueden retirarse del cuerpo?

Sí, las amígdalas puede retirarse con una cirugía muy sencilla para evitar las repetidas infecciones que estas agarran, además, si son muy grandes pueden traer cierta dificultad para respirar y otros conflictos. Por ello es importante asistir a un médico especialista cuando tú o tú chiquito sufren de fuertes dolores de garganta.

Factores de riesgo

Las causas de la amigdalitis son variadas ya que se puede contraer una infección por muchos medios, algunos de los factores de riesgo más latentes en esta problemática son:

  • Aseo deficiente, sobre todo en el lavado de las manos que, con mucha facilidad se impregnan de bacterias y virus aún más en los niños que tocan todo lo que ven.
  • Si tu pequeño asiste a una guardería o cuidado, recuerda siempre hervir sus materiales como biberones y chupones.
  • Lava los recipientes de tu hijo con agua y cloro, también puedes esterilizarlos de esta forma matas todas las bacterias que ahí se acumulan.
  • Una buena alimentación previene la frecuencia de infecciones y virus en el cuerpo, ya que las defensas estarán altas y activas para atacar cualquier agente externo dañino.
  • Si en casa hay personas con gripe, evita el contacto directo con ellos, así no te contagiarás.
  • Estaciones del año más frías, en los países que tienen todas las estaciones suele ser más frecuente esta molestia a nivel de garganta, si estas en localidades donde hace mucho frío es importante abrigarse muy bien para evitar frío en el pecho y así una posible gripe.

Edad de riesgo

Aunque es una enfermedad que afecta a todo tipo de personas, la amigdalitis es mucho más común en niños de seis meses a dos años, la edad propicia en la que el contacto con el medio ambiente comienza a ser más seguido y la fase de exploración se activa, estos pequeños llevan todo a la boca y así permiten que los virus entren en ellos.

Una de las maneras de combatir las enfermedades en esta fase no es aislándolos de los factores externos, pues, la estimulación oportuna permite que los niños se desarrollen sanamente, sin embargo, un cuidado en el aseo de la casa, las vacunas a tiempo y una buena alimentación sumarán defensas para combatir las bacterias.

Signos de la amigdalitis

Es de hacer notar que los signos que manifiesta esta inflamación van a  depender mucho de las causas de la amigdalitis, si es un virus por lo general es un proceso rápido y específico en otras dolencias, si hay una bacteria suele ser más grave, con mayor resistencia a los medicamentos; algunos de los síntomas son:

  • Dolor de garganta.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Placas blancas o amarillas en caso de infección avanzada en las amígdalas.
  • Inflamación de los órganos.
  • Dificultad para tragar alimentos.
  • Sensibilidad a las comidas muy frías o calientes.
  • Fiebre alta.
  • Mal aliento.
  • Presencia de mucosa en la nariz.
  • Dificultad para hablar, en ocasiones la voz es ronca o rasposa.
  • Dolor en el estómago sobre todo en los chiquitos como una dolencia reflejo de la verdadera afección.
  • En el cuello puede verse una pequeña hinchazón en la zona afectada.

Ya que es una enfermedad que afecta en su mayoría a los niños, los que no son capaces de hablar y expresar así el malestar pueden presentar:

  • Agitación extraña.
  • Llanto descontrolado.
  • Falta de apetito.

Remedios caseros para la pediculosis

Virus que causan la amigdalitis

Muchos virus y bacterias pueden ser los responsables de la amigdalitis, aunque, con frecuencia, el virus que mayormente se conoce como uno de los principales causantes es la influenza o popularmente llamada como gripe, esta produce una serie de afecciones en las vías respiratorias dentro de las cuales está la garganta y todos sus elementos.

Las causas de la amigdalitis también pueden deberse a factores internos, hay personas que son propensas a tener infecciones y virus de este tipo ya que sus órganos son un poco más grandes o pequeños y ayudan a la propagación de estas enfermedades. En estos casos, los especialistas suelen plantearse una cirugía de extirpación para así evitar daños a futuros.

¿Cirugía de extirpación?

Así es, una pequeña intervención quirúrgica hará que las amígdalas ya no estén en tu cuerpo, pero no te preocupes, es necesario para evitar las repetidas infecciones. La mayoría de los niños son operados de esto ya que, presentaron repetidas dolencias en la garganta, fiebre y muchas infecciones que desencadenaron en amigdalitis.

Por lo general, este procedimiento se hacen los primeros cinco años mientras más pequeño mejor, así se le evita tanto sufrimiento a lo largo de los años. Los niños con procesos alérgicos muy fuertes suelen ser candidatos igual que aquellos que son cuna de muchos virus y bacterias de forma continua.

Recomendamos ante todo ir periódicamente a tu medico de confianza para que pueda guiarte en el proceso de sanar y elegir la mejor opción a la hora de que tu hijo pueda manifestar amigdalitis de forma repetida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.