Saltar al contenido
Tu Blog de salud y medicina

Anemia hemolítica

07/09/2021

En este artículo hablamos sobre la anemia hemolítica, una rara condición de la sangre que produce debilidad y otros síntomas, cada cuerpo reacciona diferente a ella.

Nuestro cuerpo, un complejo maravilloso dotado de muchos organismos pequeños y grandes que hacen que nuestro desarrollo se acelere y sea óptimo, listo para cualquier eventualidad y actividad que vayamos a realizar, si alguna parte se deteriora todo nuestro cuerpo desfallece y no logra la armonía adecuada. Hoy hablaremos de una condición delicada denominada anemia hemolítica y veremos cuáles son las consecuencias de sufrir esta enfermedad.
Acompáñanos a conocer este amplio mundo de la anemia, diferenciemos los síntomas, leamos las causas y sobre todo, vamos a prepararnos para que esta condición no se agrave más de lo normal. Recuerda que al tener mayor conocimiento en un tema, este se vuelve más manejable y así podrás aportar más soluciones de lo que crees; en una enfermedad el tiempo es oro por eso nuestro deseo es proporcionarte todos los datos posibles para que los uses cuando convenga. Comencemos entonces a exponer esta enfermedad.
Hablemos de conceptos
Para saber a qué nos estamos enfrentando, es necesario definir algunos conceptos propios de la enfermedad y palabras claves que nos ayudarán en el proceso de descubrimiento y análisis de los síntomas. Ahora, lo primero que debemos preguntarnos es ¿qué es la anemia? Para entonces proceder a describir la anemia hemolítica, una variante o forma de la enfermedad como tal.
La anemia es una enfermedad que se gesta más que todo en la sangre, ese líquido rojo presente en todo nuestro organismo, aquel que transporta oxígeno a las células y nos permite combatir los virus y bacterias. Dentro de la sangre hay numerosos organismos con muchas funciones, las cuales, son muy importantes para nuestro desarrollo y diario vivir.
Es así como la anemia es una enfermedad que trata de la disminución de glóbulos rojos en la sangre, estos se forman en la médula ósea, zona que está en el interior de los huesos. Los glóbulos rojos viven aproximadamente unos 90 días en la sangre para luego ser destruidos en un órgano llamado bazo. Ahora, conociendo este concepto podemos decir que la anemia hemolítica es aquella que existe como consecuencia de la destrucción de los glóbulos rojos de forma prematura.
Es un problema que puede tener muchas causas, por eso es importante un estudio especializado y minucioso para descubrir el porqué de esta destrucción temprana. En la anemia hemolítica los glóbulos rojos pueden destruirse en el recorrido de la circulación o simplemente ser atacados por agentes externos, lo cual se llamaría un tipo autoinmune, es decir, el mismo cuerpo está destruyendo este organismo tan primordial en el cuerpo humano.
Síntomas relacionados
Los síntomas de una anemia van a depender de la causa que ocasionó este problema en el cuerpo y de la gravedad, recordemos que la anemia hemolítica es la desaparición de los glóbulos rojos en un tiempo más rápido que el habitual. Los glóbulos rojos tienen una sustancia llamada hemoglobina, esta es la responsable de transportar el oxígeno a todo el cuerpo, si esto falla, por lo general, las personas suelen presentar:

• Cansancio repentino y sin ningún antecedente. Puedes dormir bien y llevar una vida ordenada y aun así seguir cansado, pues hay algo en tu organismo que está fallando.
• Disnea, esta es la dificultad para respirar correctamente.
• Fallas a nivel de corazón.
• Orina de color rojizo.
• Producir ictericia, un color amarillo muy peculiar en la piel.
• La liberación temprana de hemoglobina por parte de los glóbulos rojos puede favorecer la formación de piedras en la vesícula.
• Puede no presentar ningún síntoma, todo va a depender también del organismo de la persona y de los factores anteriormente nombrados.

Como puedes observar, esta enfermedad es delicada y a veces puede pasar desapercibida, puesto que los síntomas varían en cada persona, por ello, es recomendable que tengas un control semestral de tus valores en la sangre haciéndote los análisis respectivos. Tu salud es lo primero, si no hay salud no podrás trabajar, ni disfrutar de actividades de esparcimiento, ni estar con los que más amas, así que cuídate y ama tu cuerpo.
Diagnóstico y tratamiento
La anemia hemolítica suena compleja, pero la realidad es que su diagnóstico y tratamiento es más sencillo de lo que piensas. Ciertamente hay un riesgo como en toda enfermedad y una etapa que suele ser más fuerte que otras, pero con su debida medicación y control puede mantenerse al margen de futuros o mayores daños al organismo. Para reconocerla dentro de tu cuerpo solo hace falta que te realices un examen de sangre, con eso bastará para saber el funcionamiento de tus glóbulos rojos, cantidad producida y si tu médula está sobre activa.
Recordemos que al desaparecer de forma rápida los glóbulos rojos, la médula espinal creará nuevos, rápidamente, y así se estará saturando de sus funciones. Este aumento en la producción se conoce como hiperactividad de la médula, lo cual indicaría que el tipo de anemia a la cual nos enfrentamos es la hemolítica.
En cuanto al tratamiento, todo va a depender de la enfermedad que generó este tipo de anemia o si la anemia es adquirida de forma hereditaria, la mayoría de los casos suele presentar un historial genético, aquí es cuando el tratamiento se basa en el consumo de corticoides en altas dosis. Los otros tipos de anemia hemolítica son tratados con operaciones siempre y cuando la gravedad así lo requiera, como extirpando el bazo o la vesícula para así evitar la desaparición temprana de los glóbulos rojos.
Si la anemia es realmente grave en niveles que no pueden manejarse, suelen hacerse transfusiones de sangre, recuerda que cada procedimiento va a depender de la reacción de tu cuerpo y de la gravedad en la que desaparecen los glóbulos rojos, debes estar atento a los síntomas que presentas, a cualquier malestar y así informar a tu médico de confianza antes de realizarte estudios. Recuerda que cualquier especialista en la salud es capaz de guiarte en el proceso de selección y ejecución de pruebas.
Ya sabes de un tema nuevo, ya añadimos más conocimiento, ahora solo queda que lo compartas con otras personas. Mientras más manejemos la información más rápidamente podremos combatir las enfermedades y evitar que se creen mitos innecesarios. Toma conciencia, cuídate y ten en cuenta que cada enfermedad representa un riesgo, evita correrlos.

  • Etiquetas :
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ×

    Todo el contenido de Desalud se revisa médicamente o se verifica con hechos para garantizar que sea lo más preciso posible. Tenemos pautas estrictas de abastecimiento y solo enlazamos con otros sitios de medios acreditados, instituciones educativas y, cuando sea posible, estudios revisados ​​por pares. Si cree que alguno de nuestros contenidos es inexacto, desactualizado o cuestionable, contáctenos a través del formulario de comentarios en esta página.